Te damos la respuesta rápido: Aguja, hilo y un soporte de tela. Seguro que si eres una entusiasta del tejido tienes estos materiales para empezar, pero hay otros que podrían ser imprescindibles.

Empecemos por los hilos, ya que existe una gran variedad de estos. Los usados más frecuentemente son:

Mouliné
Es el más utilizado para bordar porque se pueden separar y utilizar solos o en grupos para obtener distintos efectos. Suele ser de algodón y está disponible en una gran variedad de colores sólidos o degradados.

Perlé
Un hilo de algodón que se compone de 4 hebras que no se separan. También lo encontrarás en muchos colores.

Lana Colbert
Una lana empleada habitualmente en tapicería y tejidos gruesos.

Accesorios para bordar
El bastidor es donde sujetarás tu tela con una tensión adecuada para que las puntadas no queden sueltas o muy apretadas. Hay de muchos materiales: madera, plástico, resina y otros. Toma en cuenta el diámetro que necesitas para el tamaño de tu bordado.


Unas Tijeras siempre vienen bien. Te recomendamos tener una grande para la tela y otra más pequeña para el bordado.

Un marcador o lápiz te ayudarán a transferir el diseño que vas a bordar y otros materiales que podrían no ser básicos, pero sí convenientes serían el dedal, alfileres, enhebrador y cinta métrica.

Ahí lo tienes, diversos accesorios y tipos de hilos para que puedas dar tus primeros pasos en este bello arte del bordado.