El punto de cruz es una técnica de costura muy sencilla que nos permitirá elaborar bonitos bordados y trabajos muy vistosos.

Estas son nuestras recomendaciones para comenzar a dominar el punto de cruz:

Elegir patrones fáciles

Se recomiendan patrones fáciles que no tengan demasiados detalles y que no sean muy grandes. A medida que tengas más práctica serás capaz de elaborar bordados más laboriosos y detallados, pero comenzar por lo sencillo es lo mejor para aprender con tranquilidad y no tirar la toalla.


Aguja especial, hilo y telas

Adquiere una aguja especial de punto de cruz para poder bordar adecuadamente.

Las agujas de punto de cruz no tienen punta y son más grandes, porque el hilo también es más grueso.

El punto de cruz admite diferentes telas sueltas y no compactas, pero si vas a empezar con esta técnica es mejor que elijas tela abierta, ya que posee pequeños agujeros en forma de cuadraditos que te facilitarán bordar y no equivocarte.

Utiliza un bastidor:

Utilizar un bastidor para punto de cruz te ayudará a organizar mejor la tela cuando comiences a bordar, y te dará ligereza con las puntadas.

Los hay de diferentes formas, redondos, rectangulares, con soporte… busca el que te resulte más cómodo y comienza a bordar.

Artículo creado con información de hogarmanía.com.